viernes, 30 de diciembre de 2016

La FCBCB lanza cuatro números de la revista Piedra de Agua


La Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) presentó las ediciones 15, 16, 17 y 18 de la revista cultural Piedra de Agua. La ceremonia se realizó en las salas temporales del Museo Nacional de Arte.

La revista muestra una estructura enriquecida, manteniendo como eje principal el dossier, que contempla varias facetas sobre un tema central, como la sección de novedades de Mirar, Oír y Leer y El Muro, dice la presentación de la publicación.

Además, en la revista se incorporará la sección denominada El Gran Vidrio, dedicada a las artes visuales. También habrá secciones de literatura, teatro, música, historia, investigación, gestión cultural, turismo cultural y noticias de los centros culturales dependientes de la FCBCB.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Fundación del FCBCB presenta la revista Piedra de Agua

La Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) presenta hoy las ediciones 15, 16, 17 y 18 de la revista especializada en cultura Piedra de Agua. El evento se realizará a las 11.00 en las Salas Temporales del Museo Nacional de Arte.

La revista está editada a manera de dossier, que es una compilación de varios artículos especializados, cada uno con un enfoque particular, pero relacionados con una misma temática central.

Piedra de Agua presenta en su número 15 la Historia Monetaria de Bolivia, tiempos prehispánicos y la Colonia; en el número 16, el protagonista es Enrique Arnal y su trayectoria artística y humana; el número 17 está dedicado a los 50 años del Museo Nacional de Arte (MNA); y el número 18 se concentra en la Reunión Anual de Etnología (RAE), uno de los eventos principales del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef).

La revista es un producto propio de la FCBCB, la investigación, desarrollo de contenidos, diseño y edición corresponden al equipo de la Fundación que a partir de este año y con el funcionamiento de la imprenta digital de la institución realiza sus propias impresiones, lo que garantiza la regularidad y calidad de la revista para instituciones y público en general que desee adquirirla o suscribirse para su distribución. Se destacan novedades en su estructura como la de ‘Mirar, Oír y Leer’ y el Muro, se incorpora la sección El Gran Vidrio, entre otras.

Bolivia en antología de Palitachi



Los escritores bolivianos Magela Baudoin, Homero Carvalho y Kori Bolivia Carrasco (quien radica hace décadas en Brasil), son parte del tercer volumen de la Antología Voces de América Latina Fictio, publicada en los Estados Unidos por la escritora y compiladora dominicana María Palitachi.

Meses atrás, Palitachi también presentó el segundo tomo de esta antología, donde figura la obra de los escritores nacionales María Soledad Quiroga, Vilma Tapia, Gary Daher y Carvalho.

“Esta trilogía forma parte de un objetivo concreto de unir las voces canónicas y contemporáneas con voces emergentes para la finalidad de, como mencioné en los tomos I y II, ir más allá de donde son conocidas. Fictio III abre este portón y propone un llamado a continuar uniendo cada vez más sus voces con otros espacios parecidos a este muestrario”, señala Palitachi en el prólogo de esta nueva entrega.

En los libros de Palitachi también se encuentran los poemas de autores como Gioconda Belli y Alfredo Trejos, entre muchos otros.


Albor premia a ganadores del Pluma de Plata



El poema Aforismo de menta y api morado, de Wara Iris Ruiz Condori y la obra en pintura En defensa propia, de Guido Quispe Pillco, fueron los galardonados del Concurso de Poesía y pintura Pluma de Plata.

El concurso fue convocado por el Centro Albor Arte y Cultura, en su décima versión, bajo la temática de Violencia y de contenido libre. Willy Flores, director de Albor, mencionó que a partir del arte se pueden expresar temáticas sociales, como la violencia hacia la mujer, infanticidios. “Son temas que los recogen los artistas para plasmar en sus trabajos”, expresó Flores

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Patricia Requiz, literatura para construir y destruir todo



La escritora cochabambina Patricia Requiz Castro es la última ganadora del X Concurso Plurinacional de Cuento Adela Zamudio, uno de los más prestigiosos a nivel nacional.

La obra "Edén #1631", que narra la experiencia de una adolescente que enfrenta una mudanza y una serie de transformaciones en su vida íntima y familiar, se ha impuesto sobre los finalistas del concurso: “Huaquero”, de Tatiana Suárez Patiño; “Luz de luna”, de Daniel Averanga Montiel; “Lugar común”, de Luis Carlos Sanabria Ledezma; “La máquina”, de Paola Andrea Mejía Viaña; “Dies Dominus”, de Boris Dante Paredes González; y “La Qullqui-chucho”, de María del Pilar Pedraza Pérez del Castillo.

La joven autora cochabambina, que es integrante del colectivo editorial Yerba Mala Cartonera, y cuyo primer libro de cuentos, "Los lunares de Crawford" (2014), la dio a conocer en el campo literario nacional, conversó con Puño y Letra de su postulación al premio, su relación con la literatura y sus deudas con la Pizarnik.

PyL: Hace tiempo que eres miembro de Yerba Mala Cartonera y publicaste el 2014, Los lunares de Crawford. Eres una escritora joven, pero ya eres parte del campo literario boliviano y cochabambino, en particular, pero cómo se inicia el viaje de la escritura. Cómo va ganando terreno la literatura en tu vida. Cómo se hace central.

P.R: Después de todo lo que he venido leyendo, era importante manifestar mi forma de entender el mundo, lo creí necesario, y solo pude conseguirlo a través de la escritura, esa necesidad de crear, de mentir, de ficcionar, ese rol de todo poderoso, donde puedes construir y destruirlo todo, dar vida a varios personajes y desaparecerlos cuando el momento así lo amerite. Creo que el mundo real nunca ha sido y será suficiente para mí, no me basta con lo que leo, necesito escribir para escapar y si es necesario mentirme a mí misma.

PyL: Con tu cuento Eden#1631, con el que acabas de ganar el X Concurso Plurinacional de Cuento Adela Zamudio, te has impuesto sobre otros cuentos de escritores reconocidos de la literatura nacional. Cómo recibes esta distinción en qué momento te encuentra.

P.R: Aún estoy digiriendo la noticia del premio. Cuando envié mi texto no pensé que llegaría a tener cierta relevancia entre el jurado, era algo que me había obligado a realizar: “Patricia este año postulas al Adela Zamunido, porque postulas” Honestamente soy mi peor crítica, no le doy el valor importante a mi propio trabajo, una eterna insatisfecha, es por eso que aún creo que es mentira.

PyL: Sabemos que tu cuento tiene una veta autobiográfica. Cómo se entrelazan la historia real y la ficción. Cómo se sobrevive de la iglesia evangélica, cómo te libera, cómo te afecta una experiencia de este tipo.

P.R: Cuando escribo inevitablemente hablo desde la experiencia propia, ¿De qué se puede hablar con mayor fluidez, sino de lo que uno conoce? El tema del cristianismo es algo de lo que puedo hablar con total libertad y naturalidad. No lo hago desde afuera, nadie me lo contó, no lo leí en ningún lugar. Quería contarlo a mi manera, y solo pude hacerlo a través de una adolescente a la que los padres le arrebatan bruscamente todo, partiendo desde la fe. Desde luego no fue fácil escribir sobre aquello, seguía siendo un tema delicado para mí, si tenía que hacerlo debía estar completamente segura y no arrepentirme a medio camino, es por eso que el texto ha sufrido muchos cambios a lo largo del proceso de escritura, ha pasado por muchos recesos hasta llegar a su forma actual.

PyL: La poesía, cómo influye en tu obra. Vicente Antezana, un poeta joven de Sucre, acaba de ganar el Edmundo Camargo. Dinos, ¿hay un diálogo entre los narradores y poetas de tu generación? cómo encuentras esta relación. Algunos autores que te hayan influido. Qué lees. Qué, además de la literatura, influye en tu obra creativa. Qué otras disciplinas, artes, formas de ver y hacer las cosas.

P.R: No leo mucha poesía, da la casualidad que cuando escribía Edén, un libro de prosa de Pizarnik paso por mis manos. No solo la literatura en sí ha sido parte influyente para la elaboración del texto, el cine ha contribuido de gran manera en su concepción. Lo dije anteriormente, cuando vi por primera vez “Caterina se muda a Roma” de Paolo Virzi, fue el plus que me empujó a pensar el relato. Por otro lado, revisar la pila de diarios que escribí en mi adolescencia me sirvió muchísimo para darle una voz propia al personaje, una voz verosímil, porque no olvidemos que una chica de 27 años no piensa igual que una niña de trece. Estoy convencida de que la literatura puede y debe nutrirse de otros discursos que incluso se alejen de lo estrictamente literario, pues es bien sabido por todos que en la escritura todo vale.

Acerca de “Los Lunares de Crawford” (Mauro Gatica)

Sumergirse en las historias de “Los lunares de Crawford” (Yerba Mala Cartonera 2014) opera prima de la narradora Patricia Requiz Castro (Cochabamba 1989), es transitar por los callejones más estrechos y sinuosos de la cotidianidad. Desde la niñez erotizada por la ilusión y el deseo, hasta la vejez más patética reflejada en el espejo, estos seis relatos nos introducen en la vida de personajes marcados por la cosificación del cuerpo, el rechazo, la frustración y la derrota; marcados por la desolación, la amargura y el abandono, en donde, desde la pobreza a la opulencia, el amor y el deseo se entremezclan con el crimen y el dolor, en donde la moral se diversifica en busca de una salida y la soledad aparece como único punto de encuentro. Este libro que entrecruza el drama, el humor negro, la violencia, el erotismo y el crimen, es una invitación, una cartografía, una ruta antigua que no discrimina, un espejo roto que insiste en su reflejo y que nos instiga a mirar, desde las cicatrices, nuestra actual condición humana.


Antezana “Me da igual escribir en la Cancha de Cochabamba que en el Salar de Uyuni”



Afincado en Cochabamba desde hace cinco años, Antezana conversó con Puño y Letra acerca de su relación con el lenguaje, la poesía y su obra El cadáver de Narciso, que recoge una selección de poemas que venía escribiendo desde que tenía 18 años.

PyL.- Vienes de una familia de escritores y artistas. Tú padre, tus tíos, son gente muy conocida en el campo de la cultura boliviana. Sin embargo, la poesía es un camino solitario. Cómo comienza ese viaje en tu caso.

V.A.-Creo que mi relación con el lenguaje escrito se basa principalmente en mi incapacidad para comunicarme a través de otros medios, y siendo el lenguaje tan limitado como es, me vi obligado a forzarlo para hacer un intento de acomodarlo a mi percepción, cayendo casi involuntariamente en la poesía. Podría decir que esta relación empezó cuando mi papá me enseñó a escribir a los 3 años, o cuando admiraba los cientos de libros que mis padres guardaban en cada rincón de la casa. Pero creo que el punto de quiebre que me obligó a rayar las hojas de mis cuadernos con intentos de poesía pasó mucho después, en una madrugada solitaria de obligado insomnio y de ardiente necesidad de comprensión.

PyL.- Cómo defines El cadáver de Narciso, poemario con el que acabas de ganar el Edmundo Camargo. Cómo comienza a revelarse el libro.

V.A.- El cadáver de Narciso surge de los espasmos producidos por la violenta colisión de mi individualidad con el mundo exterior. Es un libro egoísta y subjetivo que nunca tuve la intensión de exponer a nadie. Nació como un diario que poco a poco fue distorsionándose e infectando cada pedazo de papel que utilizaba, cada vez menos descriptivo acerca de las situaciones diarias y convirtiéndose más en una experimentación acerca de las formas y sensaciones que estimulan las palabras en mí. Es una colección de escritos sacados de cuadernos, notas y servilletas en los que estuve garabateando desde mis 18 años. No había tenido intención de reunirlas en un libro hasta recién el año pasado, cuando mi pareja me impulsó a participar en el Edmundo Camargo. Desde entonces esta colección de textos fue tomando forma a través de intensas revisiones con la intensión de formar un libro con coherencia interna.

PyL.- Naciste en Sucre., pero ahora vives en Cochabamba. Qué relación tienes con tu ciudad y en general las ciudades con la poesía. Qué importancia tienen los espacios en tu trabajo.

V.A.-Sucre es la ciudad de mi nacimiento y el hogar de mi familia. No pasa un año sin que vaya a Sucre por lo menos por unos días, normalmente por más tiempo. Por casualidad o destino, Sucre es también la ciudad de mi nacimiento como escritor. Sin embargo dudo que un espacio tan grande como una ciudad sea influyente en mi trabajo si sé que apenas soy consciente del cuarto en el que estoy mientras escribo. Es más, usualmente me abstraigo del exterior a tal punto que me da lo mismo escribir parado en la Cancha de Cochabamba o en medio del salar de Uyuni. Simulo el momento o la sensación que quiero describir dentro de mi mente y la escupo en el papel para labrarla con calma otro momento.

PyL.- El jurado del certamen otorgó menciones a los poemarios “Verde”, de Roberto Oropeza; “Amores verdaderos”, de Ramiro Montesinos; y “Las estaciones”, de Anai Maya, Son poetas que se encuentran (en términos temporales) en la misma generación. Crees que su poesía dialoga con el tiempo en qué viven.

V.A.- El poeta y su poesía están encadenados al tiempo en el que viven; la única variable entre el tiempo y la poesía es el poeta, prisma que transforma tiempo en verso. No quisiera dedicarme a encontrar puntos de encuentro entre poetas que comparten el mismo ámbito temporal, cuando lo que más me estimula es saborear las diferencias que producen con una misma vivencia.

PyL.-Qué autores han influido en tu forma de ver y hacer poesía. Además de literatura, qué otras formas de arte crees que influyen en tu forma de crear.

V.A.-Los primeros poetas que leí de pequeño fueron Pablo Neruda y Miguel de Unamuno, a los que torpemente trataba de imitar para mis tareas escolares. Más tarde empecé a leer a Borges y rápidamente se volvió mi escritor favorito. Últimamente mi atención está dirigida hacia Dylan Thomas y su cautivante avalancha de pesadas palabras. El arte que más influye en mi forma de crear es la música, definitivamente. La música que esté escuchando influye fuertemente en cualquier trabajo que esté haciendo, por eso siempre camino con audífonos y una buena selección de música que me pueda servir en una variedad de situaciones.

Poema del libro “El cadáver de Narciso”

I

La ceguera es temporal. El dolor, imaginario.

Viajo con la premonición, el cuervo me sigue, alivia mi carga.

Traigo conmigo, soy, la enfermedad de mi generación.

He construido mi propio palacio,

piedra por piedra, con carne y sangre,

se mantiene erguido sobre miedos y mentiras.

Las palabras son todas desechables, más aún, todas son desecho.

La verdadera existencia es inefable.

Nunca una palabra ha creado algo nuevo.

Soy un tejedor de mentiras, un incurable adicto a lo indescriptible.


Convocan al premio de poesía Noveles Escritores


La Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz de la Sierra convoca a la 8.º Versión del Premio Nacional Noveles Escritores 2017 en el género literario de poesía.


Las bases indican que podrán participar escritores nacionales y extranjeros con residencia mínima de cinco años en el país; además, el concurso es solo para escritores noveles, que no tengan ningún libro publicado en editoriales comerciales o institucionales. Se aceptarán autores que hayan publicado no más de un libro en pequeñas editoriales artesanales o cartoneras.


Las obras inscritas al concurso deberán ser inéditas y tener un mínimo de 300 versos y un máximo de 500 versos (es decir, líneas).


Se otorgará un premio único e indivisible de Bs 7.000.
El plazo de recepción y admisión de originales fenece el martes 28 de febrero de 2017. El fallo del jurado se conocerá el 23 de abril, día mundial del Libro. La obra ganadora se presentará en ceremonia especial, durante la realización del IV encuentro Internacional de Poesía en la Ciudad de los Anillos, en el marco de la 18º Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra.


El premio ya lo ganaron antes autores como Emma Villazón (+), Paola Senseve, Alejandro Molina, Iván Gutiérrez y Saúl Montaño

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Un encuentro reúne a los fans de cómics y la época medieval

El festival fantástico de Artes y Ciencias Nerdasmacon será el punto de encuentro de los fanáticos de los cómics, la época medieval y la robótica. El encuentro se realizará hoy, mañana y el viernes en el Coliseo Cerrado Julio Borelli Vitterito de La Paz.

"Este festival reunirá elementos de la ciencia y el arte bajo la temática nerd, conocida hoy como geek. Tiene fines educativos, culturales y busca acercar al público a los ámbitos científicos, artísticos y tecnológicos” expresó Rigel Jauregui, organizador del encuentro y director de la revista Gorila.

Entre las actividades que se realizarán en el encuentro están los combates medievales, carrera de drones, batallas de robots, feria de cómics y duelos de rol. Además, se organizará talleres gratuitos de supervivencia zombie, introducción a las artes oscuras del rol y un taller de herrería medieval que tendrá un costo de 30 bolivianos.

"La intención de la creación de este festival era llegar más allá de las palabras y hacerlo realidad. Además de educar a través de talleres; por ejemplo, el de supervivencia zombie enseñará a la gente a cómo reaccionar en una situación de riesgo real, en casos de desastre”, comentó Jauregui.

El festival cuenta con la colaboración de instituciones como los bomberos para el taller de supervivencia zombie. Para el taller de combate medieval se contará con practicantes de esgrima clásica, quienes enseñarán técnicas de lucha con armas, que no son reales, sino de utilería.

"El festival es grande y es por tal motivo que se está haciendo uso de los tres niveles del coliseo. En el tercer nivel se hará uso del espacio para la carrera de drones, la gente podrá practicar con un simulador para luego manejar el dron en una pista led”, explicó el organizador.

Según Jauregui, todos llevamos algo de nerds, ya que todos tenemos una afición hacia algún arte, ya sea la lectura, la música, las películas, los juegos y demás. "Algunas actividades cotidianas que realizamos en casa tiene algo de nerd, mediante esa premisa queremos que la gente vea el potencial que se mostrará en este evento”, finalizó. El costo de la entrada será de 20 bolivianos.



¿Que habrá?

Actividades Meccabots, Alquímica, Magia Física, Sumos, Wargames, Warbots y Technovation Girls.
Stores Tiendas de misiones, calabozos, realidad aumentada y cosplay.
Cursos Taller de supervivencia zombie, de introducción a las artes oscuras del Rol y de Herrería Medieval (cosplay y softcombat).

domingo, 11 de diciembre de 2016

Escritores bolivianos eligen los mejores libros de 2016



Se acaba 2016 y estos días sirven para hacer una retrospectiva de lo bueno que dejó el año en cuanto a publicaciones literarias. Cientos de libros vieron la luz gracias a la labor encomiable de las editoriales bolivianas que ofrecieron títulos importantes para los lectores.
EL DEBER quiso saber la opinión de ocho autores y gestores sobre sus títulos favoritos de este año, y esto fue lo que respondieron:

Las elecciones
“El libro boliviano más destacado que leí fue Hilda Mundy. Obra reunida (Biblioteca del Bicentenario de Bolivia)”, dijo el escritor Pablo Carbone. “Recorrer la poesía y los escritos de Mundy fue una travesía hecha de relámpago y silencio. Sentir que aquello escrito en la década del 30 está tan vivo y es tan nuestro me hace reforzar la idea de que la literatura sí vale la pena. Es un libro incendiario, turbulento, como su pirotecnia”, recalcó Carbone.

La autora Paola Senseve mencionó al poemario Temporarias y otros poemas (Perra Gráfica Taller), de Emma Villazón. “Una bellísima obra póstuma que explora de manera profunda el trabajo de la palabra”, dijo Senseve, que también eligió a Nuestro mundo muerto, de Liliana Colanzi y Para comerte mejor, de Giovanna Rivero (los dos de El Cuervo). “Ambos libros son definitivamente lo mejor de la narrativa boliviana actual. Dos voces claras, potentes y experimentadas que tienen la capacidad de reinventarse constantemente”, declaró.

Rodolfo Ortiz, autor y gestor de la editorial La Mariposa Mundial, mencionó dos libros: “La nueva edición de La lengua de Adán, de Emeterio Villamil de Rada (BBB), libro en el cual se reestablece y completa un texto clave de nuestra ‘teoría máxima’ del mundo, dicho sea, a partir de sus primogénitas publicaciones decimonónicas; o aquel otro, que celebro en silencio y recorro en bullicio, un libro que reúne muchos libros, o más que eso, que aúna un proceso de reescritura de casi 25 años. Me refiero a la obra de un poeta de irrefutable intensidad y humor férvido: Julio Barriga. Cosechar tempestades, que integra cinco libros de poemas, esta vez en una edición cuidada y que se agradece, dice así en una de sus páginas finales: Oscuro de la vida / Mientras todo lo que está pasando / Son solo cosas que pasan: / Piafante horda de amigotes / Vicios vueltos virtud mágicamente / Oscuridad en celo”, señaló Ortiz

La escritora cruceña Valeria Sandi citó dos poemarios: Abdicar de lucidez (Plural), de Mónica Velásquez (“Las imágenes son el puntal del poemario. Lo sensitivo está presente en cada línea. Tenemos la propuesta de avanzar rumbo a esa nitidez premonitoria. La autora nos comparte esa luz y opacidad”, dice Sandi) y O-ir al arroyo (Plural) de Ricardo Ballón (“Son haikus contundentes. La fuerza de las imágenes abren los sentidos. La propuesta de O-ir al arroyo es una mirada sincera de lo que nos rodea”)

Jorge Siles, guionista de cómics, eligió el libro Justicia poética, de Pablo de Santis y Frank Arbelo. “Edición que tiene algo de trampa ya que se editó en Argentina, pero se trata de un autor bolivianizado, ya que Arbelo es de origen cubano, pero ha desarrollado toda su carrera historietística aquí. En esta colaboración con el guionista argentino, Arbelo da vida a Juli Fux, un poeta que se dedica a ajusticiar criminales que creen que han quedado impunes. Género noir muy bien logrado y del que no se ha visto casi nada en obras de historieta nacionales. Una lectura obligada”.
El autor y editor Alfonso Cortez mencionó el ensayo Equilibrio, la otra visión, del boliviano Osvaldo Gil (La Hoguera). “El autor de este libro presenta, en primera persona, valiosas consideraciones para enfrentar la vida. Con un lenguaje ágil y ameno, Gil nos regala testimonios de su vida personal que pueden extrapolarse y ser útiles para la vida de cualquier persona”, explicó Cortez.

Finalmente, el escritor Óscar ‘Puky’ Gutiérrez escogió la antología Voces de América Latina (Compiladora María Palitachi. Ed Mediaisla) que reúne más de 80 poetas de 19 países, entre ellos los bolivianos Paura Rodríguez, Ruth Ana López, Gabriel Chávez y el propio Gutiérrez. “El libro le ofrece al lector una experiencia polifónica que le permite intuir las pulsiones, anhelos y obsesiones que, aquí y ahora, enarbolan los poetas de este infinito y decidor territorio”, dijo Gutiérrez

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Empresa incluye libros en su canastón navideño


0

Gracias a un acuerdo entre el Cidre (Institución Financiera de Desarrollo), el Grupo Editorial Kipus y el escritor Gonzalo Lema, el canastón de 100 funcionarios de dicha institución contará este año con un libro boliviano.

La propuesta fue hecha semanas atrás por la editorial cochabambina a varias empresas e instituciones locales y la primera en aceptar fue Cidre, que regalará a sus empleados las obras “Tumba locos” y “Siempre fuimos familia”, ambas novelas premiadas de Gonzalo Lema.

“Hemos asumido ese compromiso de rebajar el 40 por ciento el valor de los libros. Mucho más que lucrar, queremos que se lean libros de autores nacionales”, explicó ayer a Los Tiempos el jefe de Comercialización Grupo Kipus, Huáscar Flores Veizaga.

Flores agregó que el considerable descuento responde a un pedido personal de Gonzalo Lema, y dijo que esperan en los próximos días un mayor número de empresas se sumen a esta propuesta de incluir un libro en los canastones navideños.

Descuentos de 20, 30 y 40%

El Grupo Editorial Kipus promociona además descuentos del 20, 30 y 40 por ciento en toda su producción impresa.

Esta oferta está vigente desde el pasado 2 de diciembre hasta el próximo día 24 en todas las sucursales que la editorial tiene en las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Tarija y Potosí y también en las oficinas de Cochabamba.

Los descuentos, según informó Huáscar Flores, están en las obras bolivianas más exitosas de este año (Entre el amor y la locura; El sonido de la muralla, Cuentos de la mina; La cerdita, la bicicleta y la luna; Siempre fuimos familia), sino también en los textos escolares del 2017 y textos educativos de ramas como derecho o economía.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Boliviana expuso en Guadalajara



La escritora boliviana Magela Baudoin, quién fue la ganadora en 2015 del Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, presentó su obra

“La composición de la sal” en la XXX Feria del Libro de Guadalajara, México, que se inició este 28 de noviembre y culminará el 4 de diciembre.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Los mejores cuentos de la Guerra del Chaco

Durante la X Feria Internacional del Libro Cochabamba se presentó “Los mejores cuentos de la Guerra del Chaco”, selección y prólogo de René Rivera. Esta antología está dividida en tres partes: “Preludio de la sangre”, la que incluye cuentos de los preparativos para la guerra, en “En las arenas del Chaco” se narran las escaramuzas bélicas mismas y “Memorias de guerra” trata de los recuerdos de esa contienda. En general, los cuentos comparten temas en común, como la inmensidad de un territorio desértico que carece de agua, donde no hay sombra bajo la cual refugiarse. En ese territorio se desplazan los soldados bolivianos, a pie, ya sea como patrulla de reconocimiento o como prisioneros de guerra, caminatas en las que se sufren del agotamiento físico, de la sed y del calor agobiante, condición insalubre en la que el soldado, a veces, prefiere la muerte a seguir con vida, tema dramatizado especialmente en “Los patrulladores”, de Gastón Pacheco Bellot, un cuento de espacio donde el territorio mismo es el peor enemigo. Otro tema en común es la diversidad racial y étnica de los soldados enlistados para servir a la patria.

Como toda antología, no todos los cuentos tienen el mismo mérito literario: los dos relatos incluidos en la primer parte se acercan más al ensayo que a la narración. Indudablemente, “El pozo”, de Augusto Céspedes, por el simbolismo de su tema y su valor como literatura sigue siendo “el mejor” entre los “mejores”.

“Laguna Pitiantuta”, de Gonzalo Lema Vargas, gira en torno a la posesión de una laguna en cuyas orillas opuestas se encuentran bolivianos y paraguayos. A consecuencia de la toma de la laguna, un pila logra escapar. Esta huida crea la incertidumbre de que el pila que escapa puede traer refuerzos, lo cual crea la tensión del cuento. Sin embargo, la narración se torna en una larga espera, se disipa la tensión creada para dar lugar a otros temas: la deserción del soldado indio y su escasa preparación para la guerra. La pérdida de la laguna es simbólica de la pérdida de la guerra misma. Una lectura más atenta habría corregido los errores tipográficos que se encuentran en este texto.

Por su parte, Juan José Toro Montoya, en “Perros”, deja constancia de la guerra como cuna de la sinrazón, de la brutalidad de la guerra, que trae consigo el trueque de valores, la confusión mental y el asesinato del herido mortal como un acto humano.

La deshumanización de la guerra como tema tiene su contrapunto en “Guitarra y charango”, de Adolfo Cáceres Romero, en el que el son de la música de ambos frentes hermana a los combatientes. La lección es que no son los pueblos los que demandan la guerra, sino los Gobiernos que obligan a sus ciudadanos a matar y morir.

En ese mar de sufrimientos y de sangre surge un personaje único en esta antología: el inolvidable Chingolito. Ramón Rocha Monroy escribe “Chingolito es un diablo”. Ahora zapatero después de la guerra, Chingolito cuenta con humor sus recuerdos de la guerra. El receptor de la picardía de sus relatos, del romance a la par de la guerra es un niño, quien, de adulto, narra lo que Chingolito le contaba. Este cuento perfecto es dañado por la inclusión de una segunda parte, que trata de la saga familiar del narrador, lo cual no sólo rompe el hilo narrativo sino que cambia hasta el tono de la narración.

Homero Carvalho Oliva basa su cuento en un personaje legendario, El Cortaorejas, título también de su cuento. Carvalho incluye la historia del aguerrido coronel Cuéllar, trinitario, como ejemplo no sólo de la valentía y heroísmo de este personaje, sino de que los soldados del oriente también participaron en la contienda. Otra temática es la del excombatiente, caracterizado como loco, como despojo humano, quien bien pudo haber sido un héroe de guerra.

En la tercera parte, “Memorias de guerra”, hay cuentos que caracterizan al indio como un ser instintivo, bruto, carente de la capacidad de pensamiento. De este cuño son “Qhaya kutirimuy (vuelve mañana)”, de Alberto Ostria Gutiérrez e “¡Indio ‘bruto’!”, de Raúl Leytón. Como cuentos indigenistas, codifican una problemática peculiar de esta literatura: la manifiesta superioridad de la voz narrativa en relación a su objeto literario. Por esta razón, habría sido de gran utilidad si el editor hubiera incluido la fecha de publicación de todos los cuentos. De esta manera se habría determinado a qué contexto correspondía la escritura, si a un pasado que discriminaba al indio o a un presente donde todavía persiste tal discriminación.

Las fotografías que encabezan las tres partes de esta antología dan un toque testimonial a lo que se narra en “Los mejores cuentos de la Guerra del Chaco”. Esta antología es, pues, un testimonio tanto del heroísmo como de los sufrimientos que la guerra trae consigo, pero también deja constancia de las diferencias sociales, lacras que persistieron en las arenas candentes del Chaco.



“En general, los cuentos comparten temas en común, como la inmensidad de un territorio desértico que carece de agua, donde no hay sombra bajo la cual refugiarse. En ese territorio se desplazan los soldados bolivianos, a pie, ya sea como patrulla de reconocimiento o como prisioneros...”



(*) El autor es Ph.D. en Literatura y miembro del PEN Cochabamba.

Santa Cruz vive desde hoy la XII Semana del Cómic



Una nueva edición de la Semana del Cómic se vivirá desde hoy en Santa Cruz, la número 12, y como todos los años, el Centro Simón I. Patiño ha organizado varias actividades en la que participarán artistas locales, nacionales y extranjeros: muestras de historietas, concursos de elaboración de páginas cómics, talleres, conversatorios, concursos de cosplays, son algunas de ellas.

Uno de los puntos fuertes de este encuentro con el cómic será la charla por Skype que ofrecerá uno de los genios del cómic actual, el dibujante y guionista estadounidense Brian Michael Bendis, que se llevará a cabo el miércoles.

Bendis, que estuvo en Bolivia y visitó Santa Cruz en septiembre, es uno de los guionistas más importantes de Marvel Cómics, y ha trabajado con gente como Alan Moore y Stan Lee también.
La hora en que se inician las actividades en el Centro Simón I. Patiño (Independencia, esq. Suárez de Figueroa) es a las 16:00. El ingreso es gratis.

Puertas abiertas
La inauguración de la Semana del Cómic estará a cargo de la banda cruceña La Luz Mandarina, que presentará un repertorio inspirado en canciones del mundo de los dibujos animados e historietas.
Hoy también se inaugurará la exposición que reúne varias páginas de cómics con trabajos de David Lloyd y que muestran su influencia con la imagen de V de vendetta a la nueva generación de lectores.


Mañana y miércoles se habilitará un pasillo de artistas con el objetivo de conectar a los dibujantes con el público. Participarán Diana Ramirez, Mariel Aguilar, Carla Rosa Laura López, entre otros ilustradores.

Conversatorios y talleres
Asimismo, habrá una serie de charlas y conversatorios, como Cómic y literatura, a cargo de Carlos Ureña (jueves a las 18:00); El cómic más allá del papel, con Noel Castillo y Pablo Miño (jueves a las 20:00); Cómic y ciudadanía, con Federico Morón, José Antonio Prado y Andrés Ibáñez (viernes a las 20:00).

Desde La Paz llegará Marco Tóxico, uno de los ilustradores más importantes del país, que ofrecerá el taller Minihistorietas, el viernes a las 18:00.
También habrá proyecciones de películas y de otros audiovisuales.
La clausura será el sábado a las 20:00


domingo, 20 de noviembre de 2016

Diseñadores impulsan turismo mediante revistas

Estudiantes de la carrera de Diseño Gráfico y Comunicación Visual del Instituto Técnico Superior Atenea realizaron proyectos que incentivan el turismo mediante revistas.

Los jóvenes participaron de la IV versión de la Feria del Conocimiento en la plaza del Bicentenario.

Estudiantes de primer, segundo y tercer módulo realizaron propuestas de revistas con temas de necesidad del público, pero entre las ideas más destacadas giraban sobre la industria del turismo.

"El objetivo es promocionar los trabajos que realizan los estudiantes de la carrera de Diseño Gráfico. Lo más sobresaliente fueron las ideas de promover el turismo en la ciudad y el país, fue la idea más popular entre los estudiantes”, explicó Martha Espinoza, una de las docentes.

El motivo de la creación de la feria fue promocionar las nuevas propuestas: "Todos los trabajos aquí presentes fueron seleccionados entre los mejores”, dijo.

En el primer módulo los estudiantes realizan una revista con temas que ellos consideran llamativos, en el segundo se plantea un manual corporativo para empresas a modo de sugerir identidades visuales y en el tercero apuntan a la construcción de una página web, ya sea para la misma empresa para la que hicieron anteriormente o la elección de otra.

"Lo novedoso es que la institución es la única que hace el uso de Mac para trabajar con diseño gráfico al momento de enseñar, pues es mucho más manejable, entonces ellos aprenden en la plataforma correcta”, agregó.

Alrededor de 70 estudiantes fueron los expositores, que se abren futuros campos de trabajo en este tipo de actividades.
2
0


Xclusiva sigue firme en la movida social



Un encuentro especial acogió el centro de eventos del Urubó Golf Country Club, donde se celebró el 12°. aniversario de la revista Xclusiva, dirigida por la empresaria Marthy Méndez.

Alrededor de un centenar de invitados, entre los que hubo empresarios, amistades y colaboradores de la revista, participaron del cóctel.

La cita contó con la presencia de la diseñadora Rosita Hurtado, que llegó desde Miami y se sumó a las felicitaciones.

Al cierre de la noche, en medio del brindis, los asistentes alzaron las copas por la expansión de la publicación

Ángel quiere reflejar en un libro la vida en la frontera



Ángel Enrique Netz Céspedes nació el 29 de septiembre de 1947 en .San Matías, cursó sus primeros estudios en la escuela fiscal Felipe Espinoza (hoy Ismael Montes), que era tan precaria, que los alumnos debían escribir en la tierra y borrar con sus pies. Ángel no pudo seguir estudios superiores en Santa Cruz porque en esa época se tardaba un mes para viajar por tierra hasta la capital cruceña, además el TAM había dejado de operar en esa zona fronteriza.

Ángel se considera un amante de la cultura chiquitana por eso aspira a escribir un libro sobre la historia, cultura y tradiciones de la región fronteiza, mediante cuentos y relatos breves. Dice que ese será su aporte para los churapas (amigos, en besiro), pioneros de la frontera que murieron soñando con el progreso de la región, especialmente con una carretera asfaltada.

Él aún conserva una vestimenta típica de la región, hecha con hilo de algodón, tejido artesanalmente y que consiste en una especie de bata. También guarda un cuerno de toro, con los que arrieros y boyaderos recorrían miles de kilómetros entre Bolivia y Brasil, en interminables jornadas que duraban meses arreando el ganado.
Fueron estos viajeros los que abrieron los primeros caminos, enfrentando tigres, víboras y otros animales salvajes.

Anécdotas
Ángel tiene miles de historias para contar en su libro. Por ejemplo, recuerda que en 1963, cuando vivía en la Quinta Riachuelo, de San José de Corralito, en la línea divisoria con Brasil, estaba en una fiesta cuando llegaron, armados, dos soldados brasileños y un sargento. Este último mandó agarrar a la mujer más bonita de la fiesta, el esposo de la joven intentó defenderla, pero lo golpearon. Al ver esto, Ángel también abogó por la muchacha, pero acabó siendo maniatado y conducido hasta el puesto militar brasileño. Los amarraron a un mástil y así pasaron la noche. Al amanecer los soltaron, pero les aconsejaron que no dijeran nada. La muchacha fue violada, pero el abuso no fue motivo para que su esposo la abandonara.

Otra anécdota de este hombre fue un hecho ocurrido también en los años 60, cuando la región fue afectada por una grave sequía. “Los campesinos recorrían el Pantanal buscando agua, animales moribundos y frutos silvestres para alimentarse. Sacábamos harina de cusi grande, se mezclaba con leche y huevo y se hacían tortillas”, recuerda. “Los pobladores salían en procesiones llevando en andas a los santos y rezaban con fe dando vueltas por los chacos”.

En 1974, Ángel fue alcalde en la comunidad San Juan de Corralito, a 8 km de Brasil. Conoció todos los hitos fronterizos hasta que una gran inundación ocurrida en 1980 afectó su casa de tabique con techo de cusicito y por ese motivo se fue a vivir a San Matías. Se dedicó a la lechería durante muchas gestiones. El año pasado dejó el consejo parroquial al que sirvió por más de 16 años. Sus obras son valoradas


sábado, 19 de noviembre de 2016

Lanzan libro de preparación deportiva para futbolistas

En busca de aportar con su trabajo a una formación deportiva más correcta, el chuquisaqueño Oscar Ruiz lanzó ayer el libro “Programa para la preparación del futbolista”.

“Es un puntapié inicial para empezar a trabajar de forma metódica, programada y planificada”, manifestó el autor del libro, quien señaló que la elaboración de su escrito se basó en el fútbol, pero se aplica a todos los deportes, ya que toca temas como planificación de entrenamiento y nutrición, entre otros temas.

Ruiz entregó una copia al director del Servicio Departamental de Deportes, Jhasmany Pérez, quien se comprometió a abrir una biblioteca deportiva.

De igual manera, anunció que para el próximo año se programarán talleres con los entrenadores y profesores de educación física, que serán dictados por Ruiz, quien expondrá su libro y llevará la parte teórica a la práctica.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Puky representa al país en encuentro en Atacama



Nuevamente, Óscar ‘Puky’ Gutiérrez se convierte en embajador de la poesía boliviana en un evento literario en el exterior. El autor cruceño es el invitado del país al XIII Encuentro Internacional de Poetas en el Desierto de Atacama, con sede en la población chilena de Chañaral. El encuentro es organizado por el director de la biblioteca local y gestor cultural Omar Monroy.

Junto a Gutiérrez, a la cita acuden poetas de Colombia, Perú, Chile y Uruguay, quienes desde el martes vienen compartiendo diversas actividades, que han incluido lecturas de poesía en un centro penitenciario y en un par de escuelas fiscales, además de compartir con los vecinos y sobrevivientes de El Salado, comunidad que en marzo de 2015 sufrió las consecuencias de una trágica inundación.

“En lo personal me ha ido muy bien, es una constatación más de que la poesía que estamos produciendo en la ciudad de los anillos y en Bolivia es una poesía decidora, cercana, íntima que gusta mucho a la gente. Las lecturas realizadas con la antología Buris y Surazos, que incluye a siete poetas de la ciudad fue muy bien recibida y elogiada ampliamente por esa capacidad que tenemos los poetas afincados en Santa Cruz de la Sierra de manejar un lenguaje directo, alejado de lo hermético. En resumen, somos poseedores de una poesía vital y humana”, expresó Puky.

El escritor, que este año también participó de un encuentro de poetas en San Cristóbal de las Casas (estado de Chiapas de México), adelantó que ya cuenta con un par de invitaciones, una para retornar a Chile y otra para un evento en Ecuador.

Poesía de Lezama Lima reunida en un solo libro



José Lezama Lima, narrador y ensayista, autor de Paradiso, novela incalificable comparada, por su experimentalismo y su asombrosa verbalidad, con el Ulises de Joyce, fue también uno de los poetas más barrocos y excelsos en lengua española del siglo XX. Ahora un libro reúne su poesía completa.

Publicado por Sexto Piso, el volumen, de más de mil páginas, encierra ahora la totalidad de la poesía de José Lezama Lima (La Habana, 1910-1976) en una nueva exhaustiva nueva edición, que incluye poemas que nunca antes se habían publicado.

Una edición que sale cuando se cumplen el 40 aniversario la muerte de Lezama Lima. El libro se abre con su icónico poemario La muerte de narciso e incluye Aventuras sigilosas, La fijeza 1949, Dador 1960, Fragmentos a su imán 1977, Poemas no publicados en libros; Sobre el crepúsculo y monstruos del agua, Inicio y escape y Otros Poemas. Y se cierra con un epílogo sobre el escritor, firmado por César López, con el título "Lezama Lima y la primera palabra".

Luz y oscuridad recorren las páginas escritas por este creador inabarcable, hacedor de un mundo propio en el que el torrente de palabras y metáforas las puso al servicio de las imágenes y la música.

Nacido en la ciudad de La Habana, el 19 de diciembre de 1910, Lezama Lima estudió Derecho, pero fue sobre todo un gran erudito, un lector empedernido de toda clase de temas, que le dieron una gran cultura.

Murió a los 65 años de asma, la enfermedad que le persiguió desde la infancia y que le obligó a permanecer en cama durante largos periodos, tiempo que aprovechó para numerosas lecturas que acompañaron a su licenciatura en Leyes por la Universidad de la Habana.

Pero, a pesar de convivir con esta enfermedad, siempre fue un empedernido fumador y amante de la buena mesa, de ahí su gran peso.
"Una buena mesa, una buena conversación, y un buen mantel renacentista es una de las cosas que más pueden apetecer en este mundo", decía Lezama al respecto.

Fue uno de los grandes lectores de los clásicos del siglo de Oro español. "Su obra es una consecuencia de Góngora, y desde luego continuador de San Juan de La Cruz", decía José Ángel Valente, el fallecido poeta español en cuya obra el escritor cubano dejó más legado que en ningún otro.

Lezama está considerado como un avanzado de su tiempo y a su origen caribeño incorporó varios conceptos de las vanguardias europeas como la idea del predominio del sonido y la imagen sobre el sentido o el concepto de la palabra, tesis que compartían los poetas de vanguardia rusos.

escritora Claudia Peña Claros: “La política te hace conocer aspectos desconocidos del alma humana”



Y, sin duda, se trató de un regreso con gloria. La autora cruceña, que radica actualmente en la sede de Gobierno, es la ganadora del XLIII Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo con su cuento El destello. La novelista, cuentista, poeta y ensayista se hizo acreedora de esta manera de Bs 20.000, monto que entrega la Secretaría Municipal de Culturas de La Paz, además que su texto será publicado en una antología de cuentos de la Editorial 3.600.

“El destello está magistralmente escrito. Desde un principio de su lectura, y gracias a un manejo cautivante y preciso del lenguaje, la historia que narra nos mantiene en un suspenso estremecedor. Una larga y angustiante lucha contra la muerte es el eje central de este cuento”, mencionó el jurado calificador, integrado por los escritores Willy Camacho, Wilmer Urello, Manuel Vargas, Arturo Rico y Ricardo Obuchi Ugarte.

¿Qué representa para usted ganar el Franz Tamayo?
Es un premio importante, la verdad que me hace muy feliz porque representa un hito importante en mi trayectoria como escritora, porque es el primer premio literario que gano.

¿Cómo fue volver a escribir luego de haber dejado el oficio para dedicarse al cargo de ministra de Estado?
No se pueden conjugar las dos cosas, porque para escribir uno necesita tener una especie de silencio, una calma, que yo volví a encontrar al acercarme de nuevo a la literatura, al buscar los espacios para escribir.

¿Cómo nace El destello?
Este cuento tiene que ver con experiencias personales, todo lo que he aprendido de la política y el poder te puede hacer conocer ciertos aspectos del alma humana hasta entonces desconocidos. Eso hace que uno madure mucho en diversas formas y acumule experiencias que lo van equipando con nuevos conocimientos. El destello nace de una mirada sobre la muerte que llega de un momento a otro.

¿Qué la motivó a abordar el tema de la muerte?
El tema de la muerte uno lo puede abordar desde un registro sensible y emotivo, yo quería hacerlo desde varias miradas y también desde diferentes instancias, porque es algo que le corresponde a nuestra naturaleza de seres humanos ser parte de una cadena de acontecimientos, que finalmente se verán afectados por la muerte de cada ser que se va.

Su trabajo literario abarca diversos géneros, desde cuento y poesía hasta ensayo y novela. ¿En cuál de ellos se siente más a gusto y de qué manera dialogan dentro de su labor creativa?
Lo que uno hace primero es escribir lo que mejor sabe expresar acerca de esos momentos por los que uno está pasando y sobre las cosas que ha aprendido. Luego viene eso de clasificar todo esto en géneros, lo importante es expresarlo cuando uno siente que es el momento de hacerlo. Se trata de un tema de vida, no solo una cuestión de técnicas. Yo, en este momento, me siento más cómoda con el ensayo y la narración. Solo tengo publicada una novela corta, pero no quiero apurarme, quiero darme tiempo. Todo es parte de un proceso que requiere de su maduración hasta que tenga forma


Premio consolida en Claudia Peña su pasión por la literatura

“El destello”, cuento escrito por Claudia Peña Claros y que acaba de ganar el premio anual Franz Tamayo, habla sobre la muerte, la pérdida y lo que esta genera. “El cuento nace de una experiencia muy personal, pues perder a alguien muy cercano, el entender que ya no está, que se ha ido, genera un montón de emociones penosas, pero también experiencias y conocimiento respecto al tema la muerte, que conocerla de cerca y sentirla es una experiencia que se fue decantando y luego dio como resultado el cuento” afirma.

Son muchos los cuentos que escribió Peña, con los que ha publicado ya dos compendios. Espera poder publicar a mediados del próximo año un tercer o, dentro del cual estaría inmerso el premiado cuento.

El premio Franz Tamayo logró afirmar en Peña su elección por la literatura. “Es una confirmación de que debo seguir en ese camino, es un confirmación de que empiezo a mejorar en la escritura y, a la vez, es un compromiso para seguir adelante, pues siento que lo que hago es importante” concluyó.

Identidad y misticismo en poesía de Fernando Oblitas

El abogado Fernando Oblitas Mendoza acaba de dar a publicidad, en dos fascículos, su reciente obra poética. El libro primero está dedicado a versos libres y el segundo a Scherzos Profanos. En ambos destaca su identidad religiosa, la católica, y su vocación por la poesía.

En efecto, el primero contiene Versos Libres, en los que pone de manifiesto su fe religiosa y en el segundo realiza una ilustrativa y valiosa recopilación de la producción de poetas célebres en la cultura universal.

El prólogo está escrito por Álvaro Riveros Tejada, quien anota, como primera impresión, que es una obra que tiene “a un mismo tiempo la virtud y la pasión de retar al lector con ese espacio de meditación brillante que solo se logra experimentar en momentos de plenitud y paz espiritual, que nos permiten alcanzar aquello que los iniciados denominan la inspiración sublime, donde se unen los sentidos con la evocación de vivencias felices”.

En general, se trata de “versos libres”, como identifica el autor, de manera que no están sujetos a medidas ni métricas. Pese a ello, en libertad expone sus sentimientos y emociones con calidez y una elegante utilización de la lengua española.

Con ello demuestra su amplia y caudalosa riqueza expresiva, en especial cuando sus primeros versos están dirigidos a exaltar su fe religiosa que, como queda dicho, es la católica. La exuberancia de su lenguaje asoma al lector a estados de ánimo de excepcional espiritualidad.

En los “scherzos profanos”, el primero de ellos está dedicad a recordar la memoria y el genio poético de Franz Tamayo. Es una amplia recordación de las distintas motivaciones que tuvo el célebre e inigualable intelectual paceño sobre temas cívicos, sociales, humanos y románticos.

Dedica en especial versos a La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Potosí y otros departamentos que iluminaron sus sentimientos y devociones, así como la entrañable vocación que tenía por la patria y toda su extensa latitud. Algunos de ellos sería atinado divulgarlos entre los estudiantes, para enriquecer sus sentimientos patrios.

Resultan también notables los versos que dedica a las estrellas, a la geometría, a la historia, así como a figuras históricas de la humanidad y, en particular, de América.

Empero, no se queda en exteriorizar los recuerdos y emociones que le depararon sus visiones y experiencias de viaje por distintos sitios que le causaron más impacto en sus apreciaciones y preferencias.

De esta manera, la poesía de Oblitas es una recreación de la inspiración poética que le suscitaron sus conocimientos y experiencias personales, las que sin duda son muy elocuentes y profundamente sensibles a sus recuerdos y vivencias. (AZN)

jueves, 17 de noviembre de 2016

Cuento de Claudia Peña gana el Franz Tamayo



La Secretaría Municipal de Culturas de La Paz anunció que la periodista cruceña Claudia Peña Claros fue la ganadora del XLIII Concurso Municipal de Literatura "Franz Tamayo" con su cuento "El Destello".
"Habla sobre los últimos minutos en la vida de una persona. Se detiene en los detalles e instantes de esa persona. Intenta una mirada global, no solamente de lo orgánico, a partir de ese momento, a partir de ese detalle", manifestó Peña sobre su obra.

Asimismo, la escritora explicó que su texto "no está basado en las reglas tradicionales de la gramática o de la redacción", puesto que trata de retratar la vida desde su mismo tiempo y propio espacio. "Intenté reflejar el ritmo de las cosas que suceden de una manera desordenada, sorpresiva y reflexiva. Y a veces es como un relato que se va rompiendo. Esa es una de las cosas que más me gustan de ese cuento", dijo la autora que recibirá Bs 20.000 como premio al primer lugar y su texto será publicada en una antología de cuentos de la Editorial 3.600.

Del concurso participaron 101 cuentos, mismos que fueron leídos y analizados por un exigente y notable jurado compuesto por: Willy Camacho (literato, propuesto por Editorial 3600), Wilmer Urello (literato, propuesto por la Secretaría Municipal de Culturas), Manuel Vargas (literato, propuesto por la Cámara Departamental del Libro), Arturo Rico (literato, propuesto por la Carrera de Literatura de la UMSA) y Mikio Obuchi Ugarte (ganador del Concurso Franz Tamayo 2015).

Solo 15 cuentos pudieron clasificar a la siguiente etapa, de los cuales dos resultaron ser los ganadores de esta gestión: "El Destello", como primer lugar, y "La hija del Fauno" de Dante Gorena Vargas, en segundo puesto. "El Destello es un cuento magistralmente escrito.

Desde un principio de su lectura, y gracias a un manejo cautivante y preciso del lenguaje, la historia que narra nos mantiene en un suspenso estremecedor. Una larga y angustiante lucha contra la muerte es el eje central de este cuento, donde un halo poético también se hace presente sólo para reforzar la contundencia de lo que está narrando", citó el jurado calificador.

Claudia Peña Claros es una periodista, actriz y escritora cruceña que actualmente reside en La Paz. Estudió Comunicación Social y obtuvo una maestría en Desarrollo Sustentable. Cabe destacar que ocupó el cargo de ministra de Autonomías bajo la presidencia de Evo Morales (2001 a 2015).

Dentro de sus publicaciones resaltan: los libros de cuentos "El Evangelio según Paulina" (2004) y "Que mamá no nos vea" (2005), además de los poemarios "Inútil Ardor" (2006) y "Con el cielo a mis espaldas" (2007).


“El destello” gana Concurso de Literatura “Franz Tamayo”

La periodista e investigadora cruceña Claudia Peña Claros obtuvo el primer lugar del XLIII Concurso Municipal de Literatura “Franz Tamayo” 2016, según dio a conocer la Secretaría Municipal de Culturas. Peña se hizo con el premio por la obra titulada “El destello”, un cuento que habla sobre los últimos minutos en la vida de una persona y que se basa en experiencias muy personales de la autora sobre la muerte. La escritora recibirá el premio de Bs 20.000 y la publicación de su obra en una antología de la Editorial 3.600.

“‘El destello’ es un cuento magistralmente escrito. Desde un principio de su lectura, y gracias a un manejo cautivante y preciso del lenguaje, la historia que narra mantiene al lector en suspenso estremecedor. Una larga y angustiante lucha contra la muerte es el eje central de este cuento, donde un halo poético también se hace presente solo para reforzar la contundencia de lo que está narrando”, indica la valoración del jurado.

Este fue conformado por Wilmer Urello (literato, propuesto por la Secretaría Municipal de Culturas), Willy Camacho (literato, propuesto por Editorial 3600), Manuel Vargas (literato, propuesto por la Cámara Departamental del Libro), Arturo Rico (literato, propuesto por la Carrera de Literatura de la UMSA) y Mikio Obuchi Ugarte (ganador del Concurso Franz Tamayo 2015).

Al certamen de literatura se presentaron 101 cuentos, de los cuales fueron escogidos 15 en primera instancia y luego se determinó el primer y segundo lugares, así como cinco menciones.

Sin revelar muchos detalles sobre el cuento ganador, Claudia Peña explicó que este “habla sobre los últimos minutos en la vida de una persona. Se detiene en los detalles e instantes de esa persona e intenta una mirada global —no solamente de lo orgánico— a partir de ese momento, a partir de ese detalle”.

Según la autora, “El destello” fue escrito este año y, aunque le demandó varios meses de trabajo, fue un cuento “que venía madurando por experiencias muy personales, muy profundas respecto al tema de la muerte”.

Peña destaca de su cuento la forma de narración que tiene, más que su estructura: “No me basé en las reglas tradicionales de la gramática, de la redacción, sino que en la misma forma de escribir. Intenté reflejar el ritmo de las cosas que suceden de una manera desordenada, sorpresiva y reflexiva. Y, a veces, es un relato que se va rompiendo. Esa es una de las cosas que más me gustan de ese cuento”, manifestó.

Claudia Peña Claros nació en Santa Cruz y actualmente vive en La Paz, estudió Comunicación Social y tiene una maestría en Desarrollo Sustentable. Fue ministra de Autonomías de Bolivia, entre los años 2011 a 2015.

Cuenta con varias publicaciones, algunas de ellas: el libro de cuentos “El Evangelio según Paulina” (2004, La Hoguera), el poemario “Inútil Ardor” (2006, La Hoguera), el libro de cuentos “Que mamá no nos vea” (2005, Gente Común) y el libro de poesía “Con el cielo a mis espaldas” (2007, El País-España).

En 2010 publicó su primera novela, “La furia del río”, bajo el sello Plural Editores.

Con amplia experiencia en investigaciones, una de las más importantes es “Ser cruceño en octubre y los desafíos de la identidad”, editada con el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), que trata sobre cómo se vivió el proceso de octubre de 2003 en Santa Cruz, bajo una mirada crítica.

Otros trabajos de ese tipo tienen que ver principalmente con la identidad cruceña y las relaciones de poder en Santa Cruz.



RESULTADOS DEL CONCURSO PRIMER LUGAR

“El destello”, autora Claudia Peña Claros.

SEGUNDO LUGAR

“La hija del Fauno”, autor Dante Gorena Vargas.

La ganadora recibirá un premio de Bs 10.000 y la inclusión de su obra en la Antología de Cuentos.

“Destaca por su ritmo y agilidad. La historia, sus personajes y la narración propiamente dicha se desarrollan de manera eficaz”, según el jurado.



FINALISTAS

La publicación que recomienda el jurado calificador:

“La vaca”, autor: Miguel Carpio Mirones; “Las terribles distancias”, autor Yerko Escóbar Arancibia; “La lluvia”, autor Juan Carlos Gutiérrez Morón; “In artículo mortis”, autor Bernardo Paz Gonzáles; “Orinia”, autora Melissa Isabelle Sauma Vaca.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Literatura boliviana presente en Feria del Libro de Oaxaca



La 36.ª Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo) se inició el pasado sábado. Este año el país invitado es Chile y el tema de ‘la memoria’ como hilo conductor de las más de 300 actividades que se desarrollarán hasta el 20 de noviembre.

Bolivia también sienta presencia en la Filo, con la participación de tres autores: Magela Baudoin, Liliana Colanzi y Edmundo Paz Soldán. Los dos últimos ya están allá y presentaron sus libros; en el caso de Colanzi su libro de cuentos Nuestro mundo muerto, y Paz Soldán la antología de relatosTiburón. Baudoin arriba mañana para presentar la edición mexicana de La composición de la sal. Los tres publican con la editorial Almadía.

Importancia

“Segunda vez que vengo a la FIL Oaxaca, es una feria entrañable, dedicada a Latinoamérica: la anterior vez era Colombia, esta vez Chile”, cuenta Paz Soldán. El día de la inauguración se rindió homenaje al poeta chileno Raúl Zurita. En la delegación del país invitado también hay caras conocidas como Alberto Fuguet, Alejandro Zambra y Álvaro Bisama.

“La voz cantante la lleva la editorial Almadía, oaxaqueña, que ha logrado imponer esta feria como una de las más importantes del continente, un modelo a imitar para ferias como la de Santa Cruz: dedicada a un país, con un stand al centro donde se encuentran los libros de los autores invitados de ese país, y gratis”, agrega Paz Soldán.

“La feria se efectúa cerca del centro histórico. El que viene se entera de las heridas del México reciente: hace dos años al lado de la feria había un panteón por los 43 desaparecidos, este año las calles aledañas estaban cerradas por una huelga del magisterio público”, dice Paz Soldán.

Espacios

Colanzi resaltó que se le dé un espacio importante a la historieta y la novela gráfica y a la crónica. “Obviamente, también estoy muy contenta de que la editorial Almadía haya decidido jugársela por el cuento (sus cinco novedades para esta feria son libros de cuento) y por tres autores bolivianos”, comenta Colanzi.

Los cronistas bolivianos Pablo Ortiz y Roberto Navia son dos de los ocho participantes del Taller de Libros Periodísticos de Martín Caparrós, organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), en alianza con la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

Los otros periodistas asistentes son Joaquín Botero (Colombia), Ana Emilia Felker, Daniela Pastrana y Ana Gabriela Rojas (México), Luz Reyes (Venezuela) y Leandro Zanoni (Argentina), quienes estarán hasta la próxima semana compartiendo ideas sobre sus proyectos


martes, 15 de noviembre de 2016

"Batalla de Aroma", un libro con datos reveladores

El escritor Eduardo García Echeverría, ayer en el Salón Rojo del Municipio, presentó su libro titulado "Batalla de Aroma", el cual devela según el autor algunos datos no conocidos cerca de esta contienda bélica que se propició el 14 de noviembre de 1810, cuando tropas de lo que hoy es Bolivia se enfrentaron a la corona española.

En este libro se detalla cronológicamente los sucesos de esta batalla, se enfoca los acontecimientos, basados en la documentación que se encontró.

De acuerdo a otros textos históricos, se señala que el caudillo que estuvo al frente de la batalla de Aroma, fue Tomás Barrón, lo cual es desmentido por García en su libro.

Cuando hizo la presentación del libro, Eduardo García, se refirió algunos hechos históricos que formaron parte de la Batalla de Aroma, en primera instancia aseveró que es una gran mentira que Tomás Barrón y Ortega, haya sido quien encabece esta rebelión en contra de los españoles.

Manifestó que según los documentos que se encontraron para plasmar este texto, Barrón era el administrador de la corona española, entonces no suena lógico que se levante contra él mismo.

Aseveró que gracias a textos que se publicaron, por ejemplo el de Marcos Beltrán Ávila, se reconoce a Don Tomás Barrón, como héroe, lo cual según Eduardo García no sería cierto.

Incluso existen cuadros de Barrón, donde esta retrato con características mestizas, pero en realidad él fue criollo, nacido de padres españoles.

Lamentó que la historia haya sido mal contada, y que ahora se tenga monumentos, retratos, nombres de colegios y otros con nombre de Tomás Barrón, quien de acuerdo al autor no habría sido héroe de la Batalla de Aroma.

Agregó que existe una ley que declara a Barrón, como héroe orureño, que es un error, uno porque no fue caudillo y otro porque no nació en esta región sino en Charcas, hoy Sucre.

Aseveró que la intención no es defenestrar a nadie, sino simplemente mostrar la verdad tal cual.

Por su parte el secretario de Cultura de la Alcaldía, Fabrizio Cazorla, manifestó que a través de este texto se abre un debate para tratar temas que quizá no se conocían, o fueron mal interpretados por muchos.

Invitó a la población a adquirir este libro para leerlo y conocer la verdad de los hechos a cerca de esta batalla, que se plasma en el libro de Eduardo García.

Presencia boliviana en la 33 Feria de Miami

En la 33 Feria Internacional del Libro de Miami, que abrió sus puertas este domingo pasado, presentará su obra “98 segundos sin sombra”, la escritora montereña Giovanna Rivero.

La autora también participará con la lectura de fragmentos de su obra y de la charla “Tejedores de ficciones”.

Por otro lado, la boliviana-estadounidense Gabriela Ovando d’Avis, ofrecerá el próximo sábado 19 la conferencia “Huellas de la historia en las letras contemporáneas”, junto a los escritores Mariano Fernández y Celso González-Falla.

Como en años anteriores, según la agencia Efe, las letras iberoamericanas se adueñan de la cita, que en esta edición tiene programado un homenaje a Jorge Luis Borges, charlas sobre la Guerra Civil española desde la ficción, y la presentación de 90 autores hispanohablantes, entre novelistas, cuentistas, poetas y escritores de literatura infantil y hasta ensayistas y periodistas.

Mariela Gal, directora del programa de autores iberoamericanos, explicó a Efe que el criterio de selección de los autores y las conversaciones se sintetiza en la premisa “calidad, frescura, novedad y variedad”, una apuesta que exige cada año “estar muy atentos a lo que se edita y a aquello de lo que se habla en el sector”.

Entre los que participarán figuran Julia Navarro, Eduardo Sacheri y Roberto Ampuero, entre otros.

Revista digital cultural relanza nuevas ediciones


Considerada la primera revista digital cochabambina que promociona el arte y la cultura, Inbox retorna luego de un receso. Relanzará su edición número 35.

“Varias fueron las razones para detener el trabajo de Inbox. Pese a nuestra ausencia en la web, nuestros seguidores nos mandaban mensajes inquietos por nuestra siguiente edición”, comentó el editor de la revista Daniel Castro.

Hoy, en los ambientes de la Casa de la Cultura será el relanzamiento.

CONTENIDO Personalidades del ámbito cultural han sido protagonistas en diferentes ediciones de Inbox, una revista que alcanzó un numeroso público por el contenido de cada una de sus ediciones.

Actualmente, este proyecto es producido por jóvenes comunicadores, con diferentes especialidades entre reporteros, fotógrafos, diseñadores y otros.

La revista maneja un lenguaje de “periodismo anfibio cultural”, contiene diferentes secciones como “Lagarto verde”, destinada a temas ecológicos; “Especies”, referida a animales en extinción o especies poco conocidas. También está “Diario de viajes”, experiencias en reportajes y/o crónicas sobre comunidades y departamentos de Bolivia y países vecinos. “Personajes” es un espacio dedicado a personalidades destacadas en el ámbito cultural.

En varias ediciones, escritores de México y de Argentina escribieron artículos sobre sus culturas y tradiciones.

“Del 100 por ciento de la revista, más de la mitad es contenido fotográfico. Partimos de que el texto refuerza a la imagen y solo en algunos casos es viceversa”, dijo el director Franz Bilbao.

La revista se expone en el portal www.revistainbox.com en formato digital PDF. Su descarga es totalmente gratuita .

DIFICULTADES “En Bolivia recién estamos poniendo más énfasis en el tema de la web y más en formato revistas. Debido a la falta de apoyo surgieron muchos obstáculos”, añadió Bilbao.

El proyecto nació a finales de 2011 bajo la iniciativa de cuatro jóvenes comunicadores que decidieron lanzar una revista con el formato fotográfico y fuera de los lineamientos del periodismo tradicional. La primera edición se publicó el 4 de septiembre.

En 2013, el expresidente Carlos Mesa comentó en el Twitter sobre la revista y destacó la iniciativa de estos cuatro jóvenes que decidieron realizar un periodismo diferente.

Lorito ganó el concurso municipal de comics


Lorito es una obra que habla de la vida de un típico personaje paceño, que ganó el primer lugar de la categoría B del Concurso Municipal de Historietas, por lo cual será publicada y sus autores recibirán Bs 6.000.

Lorito es título de la obra ganadora del V Concurso Municipal de Historieta, narración animada que cuenta la vida de un vendedor de raspadillos, parte de su vida a lo largo de su juventud y su adultez en la ciudad de La Paz. El trabajo escrito por Jorge Siles e ilustrado por Salvador Pomar ganó el primer lugar de la categoría B, correspondiente a participantes mayores de 19 años, y por el cual recibirá un premio de 6.000 bolivianos y la publicación de la obra el próximo año.
El título de la obra se debe a que el personaje “sufre el cercenamiento de dos dedos en un accidente laboral en su juventud, en la carpintería, por lo que su mano queda como la de un lorito”, explicó Siles.
Lorito es también un deportista, “un muy buen arquero”, que luego se dedicó a vender raspadillos para sacar adelante a su familia.

Otros ganadores
Tico y El pescador, de Luis Fernando Gutiérrez e Ignacio de la Cuadra, fueron acreedores al segundo premio de la categoría B.
La categoría A (13-18 años) reconoció en primer lugar a Herencia, de autoría de Fabiola Segales, y en segundo puesto a El padrino y la marea roja, de Eyberth Galarza.

Nómina de otros ganadores Historia de vendedor de raspadillos ganó V Concurso de Historieta


La vida de un vendedor de raspadillos, su juventud y su madurez, conflictos y ambiciones, en la ciudad de La Paz, son parte de la historia de “Lorito”, título de la obra ganadora del V Concurso Municipal de Historieta, cuyo resultado fue dado a conocer recientemente por la Secretaría Municipal de Culturas.

Con el guion de Jorge Siles y la ilustración de Salvador Pomar, la obra “Lorito” ganó el certamen municipal de cómics. El trabajo habla de la vida de un típico personaje paceño. El trabajo ganó el primer lugar de la categoría B, por el cual recibirá un premio de 6.000 bolivianos y la publicación de la obra.

El trabajo se hizo acreedor al primer lugar de la categoría B, correspondiente a participantes mayores de 19 años, y por el cual recibirá un premio de 6.000 bolivianos y la publicación de la obra el próximo año.

“Como el certamen solicita que sea algo que tenga mucha identidad paceña, escogimos este personaje típico, pero que no solamente sea la historia de su trabajo, sino también cómo él ha llegado hasta ese punto”, explicó Jorge Siles, uno de los autores de la historieta.

El título de la obra se debe a que el personaje “sufre el cercenamiento de dos dedos en un accidente laboral en su juventud, en la carpintería, por lo que su mano queda como la de un lorito”, explicó Siles, quien recogió ese elemento de una situación real que escuchó en su niñez y que luego adaptó a su guión.

“Lorito” es también un deportista, “un muy buen arquero”, que luego se dedicó a vender raspadillos para sacar a su familia adelante.

La obra fue concebida desde el anteaño pasado, cuando Siles y Pomar participaron en el Concurso de Historieta, tras quedar en segundo lugar, reflexionaron sobre qué podía estar fallando de acuerdo a la convocatoria y los requerimientos del jurado para la temática.

“La anterior obra que presentamos fue Agua Negra, que trata sobre la inundación en La Paz, entonces vimos que tal vez la temática era muy fuerte, por lo que ahora escogimos algo con lo que la gente pueda identificarse”.

Además, la diferencia de “Lorito” con el anterior trabajo propuesto por ambos autores es que “este personaje es muy entrañable. Creo que la gente que lea la obra se va a encariñar, porque es alguien que se podría topar en cualquier esquina de la ciudad si uno decide escuchar su historia”, contó Siles, que también indica que el mensaje podría ser el optimismo y que a veces uno encuentra el amor en el lugar menos pensado.

Los ganadores del certamen son:

Categoría B (participantes mayores de 19 años):

PRIMER LUGAR

Se otorga a la obra “Lorito”, correspondiente a Jorge Freddy Siles Trigoso y a Salvador Phan Pomar Velásquez, acreedores al primer premio de Bs 6.000,00 (seis mil 00/100 bolivianos), diploma de honor y publicación.

SEGUNDO LUGAR

Se otorga a la obra “Tico y el pescador”, de Luis Fernando Gutierrez Peláez e Ignacio Nicolas de la cuadra Pacheco, acreedores al segundo premio de Bs 3.000,00 (tres mil 00/100 bolivianos), diploma de honor y publicación.

Categoría A (participantes de 13 a 18 años):

Primer lugar

Se otorga a la obra “Herencia”, de autoría de Fabiola Alexandra Jhammeth Segales Bustillos, acreedor al primer premio de Bs 2.400,00 (dos mil cuatrocientos 00/100 Bolivianos), diploma de honor y publicación.

SEGUNDO LUGAR

Se otorga a la obra “El Padrino y la Marea Roja”, que corresponde a Eyberth Alejandro Galarza Crispín, acreedor al segundo premio de Bs 1.500,00 (mil quinientos 00/100 bolivianos), diploma de honor y publicación.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Chiquita, la vida no es fácil



Liliana De la Quintana (*)

“Chiquita, la vida no es fácil”, es una novela juvenil de Gaby Vallejo, en la que el título ya nos pone ante una situación difícil.

Gaby abre la puerta del gran problema de la violencia sexual a través de la adolescente Mariana, un problema alarmante en nuestro país y en el mundo. Los altos índices de acoso y de abuso sexual hacia las menores son demasiado frecuentes y, la gran mayoría, quedan en la impunidad.

La obra de Vallejo desnuda el ciclo de la violencia y de la pobreza, de la miseria material y espiritual del ser humano. La obra cuestiona el papel de la mujer-madre que acepta la violencia, que no quiere darse cuenta, que no quiere ver el peligro en el que se encuentra su hija. Y, al mismo tiempo, la hija piensa en las consecuencias que podría tener para su madre si ella acusa al padrastro. Así, él queda en la más absoluta libertad de ejercer su brutal acoso.

De acuerdo a los informes oficiales, los dramas de acoso, violencia y violaciones se dan generalmente en el entorno familiar hasta en un 75 por ciento. Y son las familias destruidas las más vulnerables por la presencia de nuevas parejas.

La figura del padrastro está tan bien definida por Gaby, que uno siente el asedio de una forma dolorosa y terrible. Sus amenazas y chantajes nos hieren en lo más profundo.

Mariana es víctima en varios frentes, en la familia, en la escuela, en la calle.

Su vida nos muestra que ningún lugar es seguro, que incluso la figura del orden y del amparo que puede ser la Policía, es la primera en juzgar, amedrentar y hasta de ser los protagonistas de la violencia en todas sus formas. Llamar “zorra” a una niña que se encuentra sola en la calle nos muestra el grado de insensibilidad y de estar absolutamente fuera de su rol supuestamente de protección.

La novela desnuda también al sistema educativo agresivo, represor, históricamente atrasado en todo su planteamiento pedagógico. Niños, niñas y adolescentes siguen siendo evaluados a partir de notas. Mariana, al afrontar los aplazos como muchos de los estudiantes, lo único que siente es el desmoronamiento de su vida. Maestros que expulsan del colegio a tantos escolares sin las evidencias necesarias. En general, estamos frente a un sistema escolar obsoleto en todo sentido.

Gaby nos pone al frente de otra violencia, el bullying desde varias experiencias de la protagonista y su familia. Tener un color diferente, ser gorda o flaca, vivir en una casa pobre, el vestir de una manera, etcétera, son motivo de rechazo por un grupo que cree tener la verdad y el poder sobre los demás. La discriminación como producto de esta sociedad que va negando los valores humanos y pone en primer término la fachada física, las posesiones materiales o algún otro aspecto que sirva para tener un nivel de poder. Y las víctimas ven tan estrecho su camino que optan por el suicidio como solución.

Resulta paradójico que la mayor parte de los padres hacen esfuerzos, casi milagros económicos, para que sus hijos puedan ir a estudiar a la ciudad. Los triunfos escolares tienen costos sociales muy altos. No sólo se trata de tener la oportunidad de estudiar en un colegio, sino de poder integrarse a una sociedad, que no siempre acepta a los diferentes, a los pobres, a los marginados.

Mariana, ante una situación tan difícil en su casa y en la escuela, ve como única solución escapar a la nada. La pequeña esperanza es la tía que la acepta en su casa, pero además le abre el corazón para compartir una vida también llena de tristeza y rechazos.

Una novela dura y profunda que incluye todo un capítulo con el tema de la discriminación racial en la figura del tío de Mariana. De ascendencia afro, logró ser médico pero se siente solo y sigue enfrentando el rechazo de la sociedad.

En medio de tantas tormentas, Gaby logra poner una tabla de salvación en los personajes: el amor, ese sentimiento que nos vuelve humanos, que nos permite ver al otro con nuevos ojos, que es parte de nuestro pasado, tan necesario en el presente y tan apetecido para el futuro.

La obra nos deja con un final abierto, no plantea soluciones, propone alguna alternativa. Todo lo que queremos es que Mariana salga ilesa, no sólo del acoso familiar y del mal trato en el colegio. Deseamos que ella y todas las niñas tengan una vida libre de todo tipo de violencia y todos seamos los garantes de esa situación.

“La novela desnuda también al sistema educativo agresivo, represor, históricamente atrasado en todo su planteamiento pedagógico. Niños, niñas y adolescentes siguen siendo evaluados a partir de notas. Mariana, al afrontar los aplazos como muchos de los estudiantes, lo único que siente es el desmoronamiento de su vida.”

(*) La autora es escritora y miembro de número de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Lengua ‘kunza’ revive en libro de la Nación Chichas



Palabras que son bastante populares en Bolivia, como ‘patasca’ o ‘churo’, tienen su origen en una lengua que hoy está a punto de desaparecer, debido a que actualmente no se conoce hablantes de la misma. Esa lengua es el ‘kunza’, y el historiador tupiceño Freddy Tarcaya realizó una investigación de más de cuatro años para rescatarla del olvido, en un libro que ha titulado Kunza. El idioma de la Nación Chichas.

La Nación Chichas marcó presencia en la época precolombina, llegando a ocupar territorios que hoy forman parte del norte de Argentina, el sur de Potosí, el norte de Chile y algunas provincias de Tarija, sitios que visitó Tarcaya para hacer este trabajo. Según el investigador, el kunza se habló en esa zona hasta que los incas irrumpieron allí, aproximadamente en 1474, conquistando a los chichas, lo que también significó un dominio del quechua de los incas sobre el kunza.

Después, cuando los españoles llegaron a ese territorio, por 1535, convirtiéndo el español en el nuevo idioma dominante. Entonces, el kunza va desapareciendo o se va fusionando con el quechua y el español, perdiendo cada vez más esencia, aunque aún sobrevive -explica Tarcaya- ya que algunas de sus palabras se utilizan cotidianamente en el país. “Se sabe que la última persona que lo hablaba era una anciana de la provincia Nor Lípez (al oeste de Potosí), que murió en 2006)”, relata Tarcaya.

Recuperar el kunza
El libro de Tarcaya presenta 14 capítulos, en los que habla de la gramática del kunza, y tiene un glosario con palabras de origen kunza que han ido modificándose hasta hoy y se utilizan a diario en diferentes zonas de Bolivia; debido a esa mezcla con el quechua y el español (por ejemplo ‘patasca’, en Santa Cruz; o ‘churo’ en Tarija).

Además, en el libro Tarcaya también habla de cómo está conformada actualmente la Nación Chichas en Bolivia (situada en Potosí) y de la intención que tienen de ser reconocidos como una más de las 36 naciones indígenas, ya que en la conformación del nuevo Estado Plurinacional no se la tomó en cuenta.
Lo que se quiere con este libro es rescatar el idioma kunza, dice Tarcaya, a través de elementos toponímicos y con palabras que se utilizan en la lengua castellana


Profesional descifra la economía, sus cuentas y cuentos, en un libro

Carlos Hugo Barbery está listo para presentar al público su primer libro sobre economía: Descifrando nuestra economía, sus cuentas y cuentos. Será hoy a partir de las 20:00 en el Museo de Historia y Archivos Históricos de Santa Cruz, frente al Correo.

Editorial El País fue la empresa encargada de revisar e imprimir el libro. Barbery, que fue reconocido por el Colegio de Economistas de Santa Cruz como el mejor profesional de esta ciencia en 2013, presenta en este escrito una explicación bien documentada sobre la pobreza, el crecimiento económico, ingresos, gastos y otros datos sobre la economía de Santa Cruz y del país.

Barbery es economista de formación, con especialidad en pricing (estrategia de precios), finanzas, dirección estratégica, seguridad, defensa y desarrollo. Se considera, además, analista económico por convicción e investigador histórico, por afición.

El primer escrito que publicó Barbery fue la investigación histórica: Andrés, ayer, hoy y siempre, sobre la vida de Andrés Ibáñez, y su obra con el Movimiento Igualitario; en 2012, realizó una ponencia en el quinto Encuentro de Economistas de Bolivia, titulada: Historia del crecimiento y desarrollo económico cruceño y en 2013, realizó una propuesta metodológica para el pacto fiscal en Bolivia.

martes, 8 de noviembre de 2016

Por: José E. Pradel B. Andrés Ibáñez y la revolución igualitaria

Uno de esos personajes que fue olvidado es el líder igualitario y federalista Andrés Ibáñez, este personaje nació, el 7 de febrero de 1844, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra 2. Se graduó como abogado en la Universidad de San Francisco Xavier, en 1868. Muchacho inquieto, de regreso a su hogar ejerció las funciones de Secretario de la Prefectura, luego fue Fiscal de Partido.

Dos años después, combatió junto a otros jóvenes contra la dictadura del general Melgarejo, este hecho lo convirtió en un héroe local. En 1871, nuestro biografiado influenciado en la obra ‘La doctrina del Pueblo’ del radical político Casimiro Corral, postuló a las elecciones congresales con un discurso crítico a la “explotación del pueblo por parte de la elite criolla, comparándola con el yugo bárbaro del imperio turco”3. Como resultado de esta candidatura publicó el folleto ‘A mis electores’ 4.

Tras ser elegido Asambleísta, en el camino hacia Sucre fue emboscado y al defenderse mató a uno de los bandidos, por lo que la elite cruceña de la época lo acusó de asesinato.

Consecutivamente, Ibáñez influenciado por la ‘Comuna de París’ y las obras socialistas de Lamennais y Proudhon, popularizó las ideas de la igualdad entre los hombres. En 1872, junto a Melquiades Barberí Salvatierra y Antonio Barba, editó el periódico ‘El Eco de la Igualdad’.

Como Diputado participó en la legislatura de 1873. Pero fue en la campaña congresal de 1874, que Ibáñez se manifestó a favor de los artesanos y desposeídos, cuando en una discusión en la plaza central de Santa Cruz “se quitó la leva y los botines acharolados, símbolo del estatus social elevado y se retiró caminado des-calzo con la muchedumbre de artesanos. Debido a que los criollos ricos se vestían con leva, sombrero de copa y botines de charol y los pobres usaban abarcas o estaban descalzos, Ibáñez anunció su opción por los ‘sin chaqueta’ y su oposición a los ‘copetudos’” 5, describe el historiador ruso Andrey Schelchkov.

Consecutivamente, junto a otros seguidores fundó el ‘Club de la Igualdad’ o ‘Partido Igualitario’, “significando con ello que sus nuevos amigos están al nivel de los otros” 6, escribió Hernando Sanabria Fernández.

Tras ganar las elecciones citadas anteriormente, fue elegido diputado. Posteriormente, junto a sus ‘Igualitarios’, que en su mayoría eran artesanos, combatió al gobierno del doctor Tomás Frías (1874-1876), pero sus fuerzas fue-ron derrotadas en las Batallas 7 de Trompillo (28 de marzo de 1875) y Pozos de los Poporós (6 de noviembre de 1875), donde Ibáñez logró escapar.

En febrero de 1876, nuestro biografiado regresó a Santa Cruz de la Sierra donde reini-ció sus actividades y participó en la reorgani-zación del ‘Club de la Igualdad’, donde fue elegido primer vicepresidente del partido y se adoptó la bandera blanca como símbolo del movimiento. Consecutivamente, Andrés Ibáñez y los ‘Igualitarios’ apoyaron la candidatura del general Hilarión Daza a la Presidencia de la República, quien un día antes de las elecciones por intermedio de un Golpe de Estado tomó el poder.

Considerado Ibáñez y su movimiento co-mo enemigos de la propiedad privada, comu-nistas y federalistas, fueron reprimidos por el Prefecto de Santa Cruz, Demetrio Roca y el Comandante Departamental de Ejército, Ignacio Romero. Los mismos cerraron el ‘Club de la Igualdad’ a la fuerza y el Gobierno central disolvió el Consejo Municipal del cual los igualitarios eran parte y fueron apre-sados sus principales representantes.

Capturado y conducido a un cuartel, Ibáñez conquistó a la tropa y el 1° de octubre de 1876, estalló la revolución cuando la guarni-ción disparó tiros al aire y gritó: “Viva la Unión, viva el doctor Ibáñez, queremos la plata” 8.

Una vez muerto el comandante Romero, el pueblo se dirigió a la plaza principal donde nuestro biografiado fue liberado, aclamado y vitoreado. Al día siguiente, Ibáñez fue elegido por decisión popular como Prefecto del Departamento y Comandante de la tropa, la misma es respaldada por un manifiesto público intitulado ‘Acta del Pueblo’.

Posteriormente, Ibáñez gobernó Santa Cruz, hasta el 13 de diciembre de 1876, cuando el general Juan José Pérez, designado como Prefecto por Daza entró a la ciudad y se le entregó el mando departamental, aunque el caudillo Ibáñez mantuvo el poder militar. El 22 de diciembre del citado año, en una reunión Ibáñez “sin perspectiva de poder llegar a un entendimiento con el gobierno central, decidió recurrir a las consignas de federación de Bolivia para proteger su experimento y su poder en Santa Cruz de la intervención de las autoridades naciona-les” 9.

Consecutivamente, la noche de navidad nuestro biografiado junto a Urbano Franco, Simón Álvarez, proclamaron la Federación, compuesta por una Junta de Gobierno. El día 27 de enero de 1877, dicho gobierno departamental emitió un documento mediante el cual reconoció al gobierno central y la integridad territorial de Bolivia. Sin embargo, ellos “interpretaron el concepto de igualdad no sólo como principio social sino como igualdad de derechos de los territorios, partes del Estado boliviano, inculpan-do al gobierno central por el abandono de los intereses de las regiones orientales” 10, escribió el historiador Schelchkov. Luego Ibáñez se dirigió a Vallegrande, dejando al paraguayo Manuel María Fabio, cuyo verdadero apellido era Estigarribia, como comandante policial, quien oprimió a la elite y al clero de la ciudad. A su regreso Andrés Ibáñez, destituyó a dicho personaje.

El Presidente Daza para sofocar la revolución de Santa Cruz, envió al general Carlos de Villegas, Ministro de Guerra quien junto a sus tropas entró a la ciudad de Santa Cruz, el 9 de marzo de 1877. Mientras tanto Ibáñez junto a 300 hombres escaparon y or-ganizaron una guerrilla cerca de la frontera con el Brasil.

Sin embargo, en los últimos días de abril nuestro biografiado y sus colaboradores más cercanos fueron apresados en la estancia de San Diego. Luego el 1° de mayo de 1877, todos fueron ejecutados. De esta manera, concluyó uno de los momentos político-sociales más importantes de la historia de Bolivia, en el siglo XIX.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Exeni impacta con libro sobre política




El comic boliviano y la historieta cochabambina, en particular, buscan su propio camino, a partir de elementos identitarios que, por un lado, desmitifiquen --si el término y la acción lo permiten--, la mitología moderna que entraña esa parafernalia de las industrias culturales, montadas en el gran mercado mundial, a partir de héroes y villanos construidos desde sus contextos nacionales y transnacionales que se han convertido, para bien y para mal, en paradigmas de la eterna lucha entre la luz y la oscuridad.

Por otro lado, estructuren nuevos y coherentes discursos narrativos que incorporen elementos de la realidad particular, actual y cotidiana, así como de ese rico tejido social histórico, inscrito en el imaginario popular boliviano y cochabambino, en el que ese épico enfrentamiento entre la bondad y la maldad, adquiera sentido de pertenencia, alejado de ese maniqueo dualismo, de héroes y villanos de las historietas made in Estados Unidos. Esto y otros detalles surgieron de la entrevista sostenida con Susana Obando, coordinadora de Comunicación del proyecto El Martadero, a propósito del programa cultural que lleva adelante, intentando romper diferentes estereotipos, pero esencialmente con el prejuicio de que nuestra cotidinianidad, o nuestra historia no son dignos de contarse.

Como un desmentido a esa premisa, en los últimos meses estamos asistiendo a diferentes actividades culturales; entre ellas, el festival de animé, comic, manga y cosplay que no hace mucho reunió a cientos de jóvenes en el campo ferial, que presenciaron además de las propuestas culturales de las grandes industrias, a cultores de la historieta boliviana, provenientes de La Paz y Cochabamba. Ahora, en El Martadero se lleva adelante un “Laboratorio del comic boliviano” con el fin de publicar una o varias historietas que vayan a surgir del trabajo que algunos jóvenes emprenden a partir de la investigación y diálogo con los vecinos, capaz de convertirse en imágenes que capturen la historia y la realidad que rodea a la Villa Coronilla, zona circundante al proyecto El Martadero...

La victoria de Evo Morales con mayoría absoluta en diciembre de 2005 cerró un ciclo político que se había inaugurado en 1985 bajo el signo de los acuerdos congresales para definir la titularidad del poder mediante la formación de coaliciones parlamentarias y/o de gobierno. Fue la primera vez –desde la transición en 1982– que un candidato presidencial accedió de manera directa al poder obteniendo la mayoría absoluta de votos y su organización política –MAS– ganó más de la mitad de los escaños en disputa. Una ecuación que se repitió en dos oportunidades.

Antes, entre 1985 y 2003, la democracia boliviana tuvo como rasgo decisivo un esquema de presidencialismo de coalición sustentado en alianzas parlamentarias que eligieron mandatarios –en segunda ronda congresal– y apuntalaron la gestión de Gobierno con el control del poder legislativo. Ese esbozo político e institucional fue definido como democracia pactada: su hechura y los avatares de su decurso constituyen el tópico central del libro de Exeni. Se trata de un valioso aporte para la comprensión de la democracia boliviana en ese período. Y para reflexionar sobre su decurso en el siglo XXI.

La democracia pactada es el pasado de un proceso político que, en 2005, con la victoria electoral de Evo Morales con mayoría absoluta, ingresó en una nueva etapa; empero, ese vocablo sigue operando como un ideologema del discurso sobre la democracia. Ideologema que, sin embargo, oculta las diferencias y diluye los matices porque la democracia pactada no fue abordada como un objeto de estudio sino esgrimida como un modelo por sus epígonos o estigmatizada por sus detractores.

Aparte de la caracterización genérica de democracia pactada no existen indagaciones teóricas ni balances de gestión política para auscultar las razones de su debacle; tampoco se realizaron análisis comparados para escudriñar las diversas facetas de ese ciclo político. Exeni resuelve de manera combinada esas necesidades y proporciona una brújula para recorrer el pasado y evaluar enseñanzas. Su libro es un ejemplo de virtuosa combinación de capacidad reflexiva, destreza metodológica y rigor conceptual.

Escrito en 2003 y defendido, con todos los honores, como tesis para optar al Doctorado en Investigación en Ciencia Política por la FLACSO/sede México, el texto de José Luis Exeni Rodríguez reflexiona sobre la democracia pactada prestando atención a las coaliciones políticas que la caracterizaron. El libro expone un balance de casi 20 años de vigencia de un modelo político que es evaluado con la perspectiva que proporciona su agotamiento.

Las evaluaciones positivas de la democracia pactada apuntaban a resaltar: estabilidad política, modernización institucional, formación de Gobiernos estables y consenso en torno a la política económica; por su parte, las evaluaciones negativas incidían en: interés pragmático, intercambio clientelar, ausencia de pluralismo ideológico y déficit de representación política. Aquellos veían en las coaliciones partidistas el compendio de las virtudes del sistema político. Estos las concebían como un instrumento que atentaba contra la democratización y solamente servían para reproducir el poder político y económico. Sin duda, lecturas parciales pero no equívocas; la tarea pendiente era una evaluación sesuda de sus múltiples facetas e implicaciones. Democracia (im)Pactada pone las cosas en su lugar porque evalúa los claroscuros del proceso político boliviano que transcurre entre 1985 y 2003 resaltando los aportes y las limitaciones de una fórmula política utilizada para definir el acceso al poder gubernamental. Una tarea que el autor encara con rigor y precisión adoptando una perspectiva teórica que deshilvana el objeto de su indagación a partir de delimitar los modelos de coalición, sus lógicas prevalecientes y los cálculos estratégicos de los actores relevantes.

El balance de Exeni acerca de la democracia pactada, en la mirada comparativa de los cinco gobiernos de presidencialismo de coalición, permite distinguir las experiencias positivas y negativas del pasado para encarar el desafío permanente de la ampliación de la democracia. Una idea que se refuerza con la interpretación que el autor propone sobre un período político mediante un recorrido analítico matizado con claridad conceptual, precisión metodológica y exquisito estilo narrativo. Un libro que invita a reflexionar críticamente sobre la democracia y estimula una lectura placentera del análisis político.



“Democracia (im)Pactada pone las cosas en su lugar porque evalúa los claroscuros del proceso político boliviano que transcurre entre 1985 y 2003. ”



* Fernando Mayorga es politólogo.