martes, 1 de noviembre de 2016

El Día para recordar al escritor boliviano

Durante la FILC 2016 se llevó a cabo la socialización del anteproyecto de ley para la declaratoria del día del escritor boliviano, por iniciativa del presidente de la “Unión de Poetas y Escritores Filial Cochabamba”, Eliseo Bilbao, junto a diversos colectivos literarios del país.

Ciertamente sería toda una novedad que este día se estableciera y la gente le brinde mayor importancia a los escritores y su faena. Muchos pensarán que estos artistas solamente se dedican a contar historias para entretener a la población, pero no es así. La tarea de un escritor no sólo tiene que ver con lo profundo de su ser, sino con la naturaleza de su entorno.

Es gracias a los autores que conocemos diversas épocas y entornos desde la antigüedad hasta nuestros días. Son el diario vivo de generaciones que transmiten, incluso de manera implícita, lo que ocurre en la sociedad.

Justamente entre los objetivos de este proyecto se encuentra motivar a las generaciones actuales a “cultivar la magia de la escritura”, valorar la narrativa e incentivar la lectura en el país.

La principal interrogante de este proyecto era determinar el cuándo de este importante día. Al final se encontró una fecha que bien podría satisfacer lo suficiente a todos.

Un 12 de mayo nació el prestigioso poeta Ricardo Jaimes Freyre, así como falleció el escritor Carlos Medinaceli. Demasiada coincidencia no podía ser desaprovechada, es por eso que el anteproyecto de ley sostiene que en esta fecha debería recordarse como el día del escritor boliviano.

Cada año se realizaría un homenaje a los distintos autores nacionales, así como el Ministerio de Cultura instruiría que las instituciones educativas y asociaciones culturales se unieron a los mismos facilitando eventos y encuentros que permitan a los lectores acercarse a los escritores.

Esperemos que este proyecto salga adelante y comencemos a reconocer más a los autores bolivianos. Talentos hay, y muchos. De todo género y edad, no necesitamos buscar autores extranjeros para leer una “buena literatura”. Esto bien lo he aprendido más que como escritora, como ferviente lectora de obras nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario