miércoles, 8 de marzo de 2017

Rodrigo Fuentes. Su libro de cuentos Trucha panza arriba se presenta esta noche en La Paz



Desde Guatemala llega a Bolivia la literatura de Rodrigo Fuentes. Su libro de cuentos Trucha panza arriba se presenta esta noche en La Paz, a las 19:30, en el Centro Cultural de España. Publicado por la editorial El Cuervo, este volúmen reúne siete historias con personajes en conflictos, algunos harán lo posible por salir de ellos y otros, en cambio, se sumergirán más en los mismos, como sucede en el cuento que da el nombre al libro.

Trucha panza arriba, ópera prima de Fuentes, a veces aborda lo social desde la perspectiva de la familia, en territorios donde predomina lo rural. El escritor guatemalteco estará esta noche en La Paz para hablar de su trabajo literario.

_Al repetirse los personajes en los cuentos uno puede darse la idea de que también funcionaría como una novela, además que hay algunos temas que se reiteran en las historias ¿Cuál fue tu idea al mantener los nombres de los personajes en los cuentos?

El personaje principal del libro se llama Henrik, y él es el centro de gravedad alrededor del cual giran los siete cuentos de la colección. Dicho eso, concebí cada cuento como su propio universo, con personajes que libran sus propias luchas, aun si existían vasos comunicantes entre los diferentes textos.

_ Al contrario de la literatura que surgió en los últimos años en Sudamérica, este libro tiene se desarrolla en el área rural ¿Por qué decidiste dibujar este territorio en Trucha panza arriba?

El escenario fue surgiendo en función de las exigencias de la trama y de las circunstanciasde los personajes, más que pordecisión deliberada. Varios de estos personajes transitan por caminos de asfalto y de tierra, y alcanzan a pertenecer, en mayor o menor medida, a ambos mundos. Me llamaba la atención alguien como Henrik, cuyo temperamento y experiencias de vida le permiten conocer los códigos de estos espacios, en apariencia tan disímiles.

_Más allá de lo rural, creo que los cuentos tienen muy marcada a la familia como eje central ¿Qué te interesa de las relaciones familiares en las historias?

Sí, me interesaba mucho tratar las extrañas y cambiantes relaciones que forman esa cosa llamada familia. La familia me parece un concepto inestable, precario, que al mismo tiempo determina en gran medida el lugar que ocupamos en el mundo. En el caso de Trucha panza arriba, quise ver la forma en que ciertas amenazas exteriores podían alterar y rearmar las conexiones al interior de las familias de los personajes.

_¿Qué buscás a la hora de contar una historia? ¿Qué es lo que te hace pensar que tenés un cuento listo?

Cada vez siento más que la tensión narrativa se sostiene sobre las pequeñas tragedias y grandes deseos que mueven y conmueven a los personajes, más allá de la trama. No sabría decir bien cuándo está listo un cuento; es algo más bien intuitivo que tampoco alcanzo a explicarme a mí mismo.

_A Bolivia llega poca información de la literatura guatemalteca ¿Cuál diría que es su característica? ¿Cuál es la tradición literaria guatemalteca?

Sería difícil hablar de una característica en la literatura guatemalteca, en parte por tener una tradición tan larga y tan rica—tanto indígena como ladina—. Dos de los escritores que más admiro dentro de esta tradición guatemalteca son Luis de Lión y a Augusto Monterroso, cuyo humor y sabiduría me siguen sacudiendo con cada lectura. Entre los autores contemporáneos encuentro gran variedad de temas y acercamientos, aunque sí noto un renovado cuidado con el lenguaje, con el lugar que ocupa cada palabra, y eso me parece muy alentador. Entre estos, mencionaría a Rodrigo Rey Rosa y a Arnoldo Gálvez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada