martes, 7 de marzo de 2017

Libros del filósofo Mancilla destacan cultura boliviana

La aparición de dos obras de excepcional calidad, que honran a la cultura boliviana, tienen como autor al distinguido filósofo H.C.F. Mansilla. Sus títulos son: “Filosofía occidental y Filosofía Andina” y “Las raíces conservadoras bajo las apariencias radicales en América Latina”.

Es digno resaltar su aparición simultánea, dada la profundidad de los temas que abordan. Pero mucho más aún, están a la altura, si acaso no sobrepasan, a la producción literaria sudamericana, en particular por los géneros que abordan y la elevada jerarquía de sus contenidos, tanto en sus lenguajes como en la versatilidad que hace gala el autor de sus dominios humanísticos.

Esta es la primera vez que se realiza una virtual contraposición entre la filosofía occidental andina. En especial, resulta ser una originalidad el identificar la existencia de la filosofía andina, considerando que no ha tenido mayormente expositores de su existencia intelectual.

La obra implica una especie de comparación entre dos modelos de pensamiento, con la abismal diferencia de que la filosofía occidental ha tenido y sigue contando con pensadores de elevada jerarquía, mientras que la cultura andina se halla rezagada en este orden. Aunque es oportuno magnificar la talla intelectual de nuestro ilustre Franz Tamayo.

En todo caso, a propósito de ello, Mansilla escribe: “La idea del necesario equilibrio entre el hombre y la Tierra y la consciencia de la violación del medioambiente por la civilización occidental trajeron consigo…una revaluación de la ‘sabiduría indígena’, la que se expandió desde las selvas amazónicas hasta las zonas montañosas de los Andes, dando una nueva oportunidad a la filosofía andina”.

A manera de ampliar su mayor comprensión, el autor destaca: “En la visión de los intelectuales que intentan reflotar una filosofía andina, las grandes colectividades étnico-culturales de la región significan algo así como un dique contra la homogenización del mundo moderno”.

AMÉRICA LATINA

En cuanto a “Las raíces conservadoras bajo las apariencias radicales en América Latina”, el filósofo boliviano destaca que “Los intelectuales progresistas en América Latina se inclinan a descubrir aspectos revolucionarios y, por lo tanto, muy positivos en la historia precolombiana, en las tradiciones populares, en la justicia comunitaria y en las doctrinas que impugnan el legado europeo-occidental”.

En su cuestionamiento a estas concepciones, Masilla expone: “Creo que es útil y provechosos invertir la dirección de este esfuerzo y, por consiguiente, analizar el posible potencial conservador que se halla latente bajo el manto de tendencias revolucionarias”.

CARÁCTER SOCIAL

Y prosigue: “El carácter social conservador en América Latina puede ser visto y definido desde perspectivas diferentes. Se puede constatar, por ejemplo, un rechazo al espíritu crítico, a la sociedad secular, a la libertad y la democracia moderna, al pluralismo de ideas y al debate abierto de opciones políticas e ideológicas, rechazo que es practicado por regímenes populistas, nacionalistas y socialistas”.

Por los párrafos anteriores, se crean las condiciones para un debate amplio y esclarecedor en torno a cuestiones fundamentales de las tendencias subyacentes en el pensamiento regional, por tratarse de aspectos centrales de su ser y de las opciones que podrían formar parte de sus convicciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada